Esa

La chica que lo intentaba todo, que no perdía las esperanzas.

Tan llena de indecisiones, de miedos y máscaras.

De pasar de las mentiras a las verdades,

a decir lo que sentía,

a hacer lo que quería

y que nada resultase.

Esa chica que sonríe sonreía para darte un buenos días,

aunque el suyo no lo sea.

Esa chica, que de buena tonta.

Que de “tonta”, harta de escucharlo.

Que, aunque no lo dice, sigue creyendo

que algún día encontrará a alguien con su forma de pensar,

o alguien en quien pueda pensar,

sin que le duela por dentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s