Para ti, que te has enamorado de quien no debías

Todo empezaba en dosis de adrenalina,
el mensaje que esperas leer cuando sales de clase.
La sonrisa que todos te conocían a la salida,
aunque no supiesen ni a qué nombre responderías.
Quedamos.
Nos reímos.
Eres felicidad.
Yo no me enamoro, te decía.
Yo no sé qué significa querer, repetía.
Un día, me prometiste querer(me).
Y me pareció bien,
Aunque me asusté.
Pero me quedé. Confié.

¿Envidia? Seguramente
¿Duraría? Imposible saberlo

Conocí a quién querer, aunque dije no saber
-No sufras- me repito -encontrarás quien llene el vacío que no sabías que podrían crear- y me asusto.
-‎No más dolor- pero duele, y lloro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s